Martín Bascuñana's Blog

SAN JUAN PABLO II

 

 

Canonización: 27 de abril de 2014

SANTORAL: San Juan Pablo II 22 de octubre

Antes de empezar, me siento tan enormemente pequeño ante un Santo, un Hombre, un ejemplo como Éste que sé y tengo la sensación de que nada es suficiente para agradecer a Dios que nos diera la oportunidad a nuestra generación de conocerlo en vida. Una frase nos la marcó en el corazón con el fuego de su Amor a Dios y a Nosotros

 

Totus tuus

 

NO TENGÁIS MIEDO

Tal como prometimos en este Blog vamos a hacer una referencia a un personaje del s. XX e inicios del XXI que ha tenido, más allá de su autoridad espiritual y religiosa, mas allá de su alto conocimiento filosófico y teológico un carisma, personalidad y convicción que lo hacen uno de los ejemplos a seguir en el futuro. No vamos entrar mucho en lo que es el hecho de que ya para alegría y gozo de muchos, entre los que me cuento, sea Santo, sino que más bien vamos a analizar la época, vicisitudes, necesidades cubiertas y valentía con que afrontó un Pontificado que, para mí ha sido ejemplar y que el actual papa Francisco I, desde otro prisma y tiempo, a pesar de la cercanía cronológica da motivos para augurar avances y mejoras en la actitud y ejemplo, en la ayuda y cercanía de la Iglesia Católica al ser humano, no al fiel, sino al ser humano.

No puedo hablar del papa Juan XXIII, del ja San Juan XXIII porque no es lo mismo recabar información escrita que no relatar vivencias, y para información escrita, poco podría yo aportar que no pudieran Ustedes sacar de las mismas fuentes a donde acudiría yo mismo. Por ello, me centraré en ese Papa que vino por gracia del Espíritu Santo de tierras lejanas, tras un golpe fuerte (y nada claro) como fue la pérdida súbita del Papa Juan Pablo I.

Ni tan siquiera haré referencia a sus datos biográficos, que se pueden encontrar en cualquier sitio Wadowice (Polonia), proclamado Obispo el 28 de septiembre de 1958. Cardenal el 26 de junio de 1967, etc. Son datos que no aportan nada de mí o de mi visión de este Santo que tanto me ha dado en mi vida.

Hablamos de una mente privilegiada. Muchos eran los que imaginaban que este papa, leía textos traducidos a los diferentes idiomas como tradición fue, casi prioritaria en su pontificado, pero es que realmente San Juan Pablo II hablaba: Italiano, Francés, Alemán, Inglés, Español, Portugués, Ucraniano, Ruso, Croata, Esperanto, Griego antiguo, Latín y obviamente Polaco, su lengua materna.

Fue el primer Papa no italiano desde 1523. Fue el tercer pontificado más largo de la Historia de la Iglesia, después del propio San Pedro (se cree que entre 34 y 37 años); Pio IX (31 años) y Él casi 27 años.

Ha sido uno de los líderes mundiales más aclamados y admirados por su lucha contra el comunismo que vivió en sus propias carnes, lucho por la expansión del marxismo en Iberoamérica, pero no desde el Vaticano, sino dando la cara y viajando a esos países y no de puntillas sino plantando cara a líderes como el propio Fidel Castro, con todo cariño, fraternidad, consideración pero con una demoledora contundencia que hacía temblar los cimientos de los lugares por donde pasaba. No estoy utilizando adjetivos, verbos o sustantivos exagerados: es que las masas se entregaron en cuerpo, corazón y alma a Él. Visitó 129 países, sin contar que algunas de ellos más de una vez.

Una de las premisas y principios del Pontificado de este Santo Papa fue el hacer ver al hombre que estaba llamado a la santidad, que la santidad no era una entelequia para unos elegidos, sino que la santidad era y se formaba en el día a día, en el trabajo, en el ayudar al amigo, en perdonar las ofensas del enemigo, en quererse como Jesús nos quiso a nosotros, tal como dijo en el Santiago Bernabeu en Madrid el año 1982.

Leopoldo Calvo Sotelo, como Presidente del Gobierno; Enrique Tierno Galván, como Alcalde de Madrid; siempre asistido por un Cardenal que era la insignia del catolicismo cardenalicio español y protagonista activo con SM el Rey D. Juan Carlos, Adolfo Suarez y todos los políticos  exiliados (Felipe González, Alfonso Guerra, Carrillo, etc) El Cardenal Tarancón, un hombre que se merecería un lugar especial en la Iglesia Católica porque, no sé si milagro fue lo que sucedió en la transición pero parte de martirio psicológico sí que lo sufrió por luchar por el perdón, la reconciliación y la idea (desde un prisma católico) de que la Iglesia no es política “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”… Era 1982, y aún España se sentía orgullosa tras un susto allá un 23 de febrero de 1981, de ser una joven, fuerte y unida Patria, en libertad, democracia, optimismo e ilusión, una ilusión que tuvo sobredosis de refuerzo con la figura de quien ya era Santo desde que vino a este mundo SS Juan Pablo II. En el Palacio de Oriente Salió al balcón y junto con SSMM los Reyes de España, se miraron mutuamente y les levanto las cejas, danado a entender su asombro y agradecimiento por la masa de gente que estaba allí. España amaba ya a Juan Pablo II, era muy difícil no hacerlo. Sus primeras palabras desde ese balcón fueron: “Muchas gracias a todos, el Papa quiere a todos los españoles” . Estoy mirando un youtube que pondré de enlace al final y que me da escalofríos y cariño, me despierta el amor hacia todo, hacia la vida y hacia nuestros semejantes. Cuando la selección Española ganó la Eurocopa, todos hablaban de “algo no visto”… Yo creo que si se había visto ya y con creces ese día… Espectacular. Ver el Cardenal Tarancón al lado de SS el Papa Juan Pablo II, me emociona.

“Quien negara la defensa a la persona humana más inocente y débil, a la persona ya concebida, aunque todavía no nacida (…) -Con voz fuerte, gritando convencido y moviendo con energía sus brazos para, si cabe, dar más hincapié a sus palabras- Nunca se puede legitimar la muerte de un inocenteA día de hoy eso ya son palabras de un Santo. Sus arengas, sus frases no tenían un ápice de prudencia, sino la energía de la convicción. 32 años después muchos políticos conservadores, que deberían por lógica ideológica no dejar de perder ese discurso, pero tampoco su energía y convicción, maquillan, adecúan y arreglan el discurso “para no ofender SENSIBILIDADES”.

Cómo se puede hablar y defender la dignidad y de sus derechos fundamentales del Hombre y luego mirar a otra parte ante la vida de un inocente concebido, incluso facilitar los servicios privados o públicos para destruir vidas humanas indefensas. Miren, ya de entrada, como habrán adivinado, rechazo el aborto en cualquiera de sus formas, salvo en el de peligro de la muerte de la madre (y Dios me perdone si no hago lo correcto), pero lo que debemos resaltar para no salirnos del iter de este escrito es la convicción de unas ideas, la defensa contodo el espíritu. Alma y mente con que un Papa, se enfrenta a temas tan anti-diplomáticos y de los que nadie quiere hablar.

Sres., es verdad que Gorbachev y Ronald Reagan acabaron con la Guerra fría, pero… (y fue reconocido por ambos dirigentes) ¿Quién estuvo detrás moviendo los hilos diplomáticos además con un conocimiento privilegiado por haber vivido el comunismo en primera persona?  San Juan Pablo II.

Todos los momentos, todas las gentes que han rodeado a San Juan Pablo II, han quedado tocados por el Espíritu Santo, por Dios. No tengo por qué mentir cuando escribo este escrito que de cada vez lo encuentro más insuficiente y mediocre al tomar consciencia de la persona de quien estoy hablando, más siento escalofríos de cariño y amor hacia un hombre que siempre GRITÓ a los jóvenes “NO TENGÁIS MIEDO”.

Cuando creemos que hay una injusticia, nuestro corazón tiene que ser un Quijote y por la Gracia y nuestro amor a Dios debemos luchar si falta hace contra molinos de viento, si es que verdaderamente existe una injusticia sobre un ser humano, por que ese ser humano, es nuestro hermano y por un hermano hay que hacer lo que sea, hasta dar la vida si hace falta. Y dar la vida no es sólo perderla en beneficio de la muerte, sino dedicar tiempo a los necesitados. ¿Cuántos padres no darían la vida por sus hijos y no pueden leerles un cuento que serían 10 minutos porque están muy cansados?; ¿qué cuesta ir a visitar un enfermo o una persona que lo pasa mal y sufre, simplemente, aunque sea para llorar con ella o abrazarla mientras llora?

En Ávila, en el IV centenario de la muerte de Sta. Teresa de Jesús, Primera Doctora de la Iglesia Universal, San Juan Pablo II nos dice que es palabra viva de Dios, ha abierto nuevas sendas de fidelidad y servicio a la Santa Madre Iglesia. Entre las mujeres Santas de la Historia de la Iglesia, Teresa de Jesús es sin duda la que ha respondido a Cristo sin duda con el mayor fervor del corazón. Poder entablar un diálogo con la Trinidad que mora en el alma que vive en gracia. Dejarse guiar por el Espíritu para llegar a ser verdaderos Hijos de Dios.

Uno de los momentos en los que verdaderamente es inapelable la fuerza de su FE y SANTIDAD, su capacidad para llegar al corazón de los jóvenes es el de sus palabras en un Estadio tan emblemático como el Estadio Nacional de Chile. Sí, San Juan Pablo II, no huía de sitios conflictivos o de sitios de mal recuerdo, esos puntos “negros” con su paso por ellos los iluminaba de esperanza coraje y valentía. En abril de 1987 con una voz que aún retruena en ese estadio de funesto recuerdo en el que fue usado por Pinochet como centro de detención y tortura y ahí un Joan Pablo II arrasador con la palabra enloquece no sólo a la juventud chilena, que no vivió esa negra historia, pero que conoce del sufrimiento y cicatriz que llevará su país y sus gentes para siempre “No tengáis miedo, sino a cualquier persona que incluso en este momento le escuche arengando a las almas a que “asuman sus responsabilidades” Sin miedo… Cuántas veces resuena en el alma de los que vivimos el pontificado de este Santo.

“NO TENGÁIS MIEDO”

Vuestro sentido crítico que os ha de llevar a analizar y valorar juiciosamente las cuestiones y situaciones actuales (…) El esfuerzo no puede agotarse en la simple denuncia de los males existentes (…) soluciones audeces no sólo compatibles con vuestra Fe, sino también exigidas por Él. En la situación de cada uno y cada una anida esa enfermedad en que cada uno nos afecta. El pecado personal que arraiga más y más en las conciencias. A medida que se pierde el sentido de Dios. No permitáis que se olviden los otros de los otros. El sentido de Dios no se puede vencer.

EL HOMBRE PUEDE CONSTRUIR UN MUNDO SIN DIOS, PERO ESTE MUNDO ACABARÁ VOLVIÉNDOSE CONTRA EL HOMBRE, ¡¡¡¡¡¡CONTRA EL HOMBRE!!!!!

En un momento dado, se hace un breve silencio en su discurso y su voz parece transformarse “jóvenes chilenos…

 !!!!NO TENGÁIS MIEDO DE MIRARLO A ÉL!!!!!        ¡¡¡¡ MIRAD AL SEÑOR !!!!”

“¿Qué ves?

¿ES SÓLO UN HOMBRE SABIO?                                                           NO

ES MUCHO MÁS QUE ESO, ¿ES UN PROFETA?                               SI

Pero es más aún: ¿un reformador social?… ¡¡¡Mucho más que un reformador social!!!

MUCHO MÁS… MUCHO MÁS

Jesús, es la Palabra que tenía que decir al Mundo, es el mismo Dios que tenía que venir al Mundo a compartir la existencia. Lejos de Él, sólo hay oscuridad.

Aporto el link de este memorable discurso.

 

Pero los gestos de San Juan Pablo II con la edad y el paso del tiempo fueron in diminuendo por la edad; su alma y fortaleza, su compromiso con el hombre y el Pontificado, hicieron que viviéramos verdadera angustia y dolor porque ya todos amábamos a ese Petrus que regía los designios de la Iglesia, sufríamos con Él, pero porque él conquisto con su energía, su fe y su valor el corazón del hombre.

No voy a hablar aquí de sus encíclicas, no de sus libros “Cruzando el umbral del esperanza” o uno antes de ser elegido Papa y que tiene un altísimo www.juanpablonivel filosófico e intelectual siempre marcados con la impronta de la valentía, de la Fe, de la fuerza del cariño de Dios.

San Juan Pablo II nos hizo ver que el hombre está llamado a la Santidad, con el día a día de su Fe. Es muy fácil decir “dimitte nobis debita nostra, sicut et nos dimittimus debitoribus nostris”  Él fue a ver a la cárcel a Ali Agca, musulmán que intentó asesinarlo un 13 de mayo, día de la Virgen de Fátima (curiosamente Fátima es un nombre musulmán, de origen árabe y significa “Única”), así se lo dijo San Juan Pablo II cuando no daba crédito Ali Agca a lo sucedido, y lo abrazó. Eso es santidad, pero una santidad que puede hacer el hombre, a eso se refiere San Juan Pablo II.

La infinita singladura de la Santa Madre Iglesia tal barca de pescador como era San Pedro ha tenido un relevo sabio y poco usual la decisión del papa emérito Benedicto XVI que viendo que era necesaria una actividad y energía que Él ya no podía dar a cedido la Cátedra de Pedro a otro Papa que levanta pasiones por quizás otros motivos que no los de Juan Pablo II, pero sí por su profunda valentía en acomenter desde su perspectiva franciscana una Iglesia más dirigida al desvalido sin olvidarse no sólo de toda la comunidad cristiana, sino también de todos los seres humanos que conforman nuestro Planeta.

Sigo sin estar satisfecho de lo escrito San Juan Pablo II se merece más, yo creo que se merece toda una vida (la mía cristiana de devoción, dedicación, caridad, amor al prójimo –especialmente el enemigo-, y sobre todo de Oración)

Martín J. Bascuñana

Have your say

*